martes, 27 de agosto de 2013

Enfermedades frecuentes en los jóvenes

La adolescencia ofrece posibilidades pero también riesgos. Si nuestro cuerpo falla hay que considerar si nosotros le hemos fallado antes a él. Existen enfermedades que pueden comenzar en la adolescencia y que si a tiempo no se corrigen o se tratan, pueden tener consecuencias fatales en el futuro de la madurez.
Enfrentarnos al mundo y tomar decisiones correctas se torna un poco difícil cuando se trata de buscar la aceptación en el medio que te rodea,  es duro. Se necesita  sobre todo fortaleza de espíritu, personalidad definida y mucha madurez  para poder lidiar con los conflictos que se nos presenten en el camino.
Por ejemplo, los medios masivos de comunicación nos han transmitido una imagen del hombre y de la mujer perfecta. Estos prototipos son los que tenemos en la cabeza cuando buscamos pareja incluso cuando nos referimos a nosotros mismos.
A veces nuestra autoestima es baja y queremos ser como otra persona, tanto, que nos rechazamos. Unido a algunos problemas familiares, miedo al rechazo y la búsqueda normal en la adolescencia, se han registrado cada vez más casos de anorexia y bulimia, especialmente entre adolescentes mujeres. 

Son enfermedades  más o menos recientes en las que ¡nosotros mismos nos hacemos daño!
Los síntomas comienzan con el excesivo miedo y preocupación por subir de peso, luego cuando se presenta anorexia dejan de comer, o lo hacen en cantidades pequeñas, en el caso de la bulimia, ocurre lo contrario, comen hasta llenarse, para luego provocarse vómitos,  en ambas enfermedades se presentan problemas en la menstruación como la desaparición de la misma o retraso, ocurre una descompensación notoria en su cuerpo reprobada desde todo punto de vista, sin embargo uno de los problemas más graves es que aun así, estas personas se sienten gordas y culpables de su condición.

La anorexia y la bulimia empiezan por la mente pero dañan el cuerpo. La anorexia puede ser mortal: de cada 10 pacientes, 2 mueren en un periodo no mayor a 20 años y hace falta un tratamiento multidisciplinario y especializado para lograr una recuperación. Durante este periodo,  aquellos jóvenes que se enfrentan a este problema, sufren de problemas dentales, en la garganta y esófago, especialmente  aquellas que vomitan.
Otra de las enfermedades que está afectando en su mayoría a los jóvenes en la actualidad es la depresión, un alto índice que adolescentes se han suicidado a causa de esto, esta enfermedad se manifiesta como un estado de amargura e infelicidad, el cual puede llegar a ser transitorio o permanente.

Algunos de los síntomas que presenta este tipo de trastorno son: perdida de la vitalidad, abandono de actividades frecuentes o favoritas, evitar la relaciones con amigos incluso familia, presenta estados de ansiedad que es una sensación que no puede explicar claramente ni encuentra situaciones específicas que la desencadenen, puede tornarse malhumorada, irritable y agresiva en situaciones en las que regularmente reaccionaria de otra manera. Así mismo comienza a tener dificultades para conciliar el sueño o si lo logra se despierta a media noche y ya no puede dormir.

El más dramático de los caminos que trae como consecuencia la depresión es el suicidio, el aislamiento y un punto negativo sobre el presente y el futuro de la persona. Afirma el doctor Jaime Sotomayor, psicólogo Consejero de la Universidad Incca de Colombia.

La mayoría de los suicidios son cometidos por personas entre los 15 y los 30 años, en los que un alto porcentaje son estudiantes, desempleados, trabajadores del campo, amas de casa y comerciantes.

Referencias 

No hay comentarios:

Publicar un comentario